Lo que necesitas saber sobre concreto y mortero para construcciones siempre firmes con Cemento ALIÓN

Lo que necesitas saber sobre concreto y mortero para construcciones siempre firmes con Cemento ALIÓN
concreto y mortero
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:General
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

¿Sabes cuál es la diferencia entre mortero y concreto? Conoce las diferencias entre estas dos mezclas que puedes lograr con nuestro cemento ALIÓN. Queremos seguir siendo parte de la historia de nuestra civilización. Tu historia, nuestra historia.

 

DIFERENCIA ENTRE MORTERO Y CONCRETO:

Aparentemente la respuesta más adecuada a la pregunta es decir que el mortero es una mezcla de cemento, arena y agua. Y por su parte, que el concreto es la mezcla de cemento, arena, gravas y agua. Y además, que ambos podrían incluir o no el uso de aditivos, fibras, adiciones.

Pero, realmente su diferenciación se hace por el uso que les damos. Es decir, por las propiedades que necesitamos. En general, el concreto debe garantizar resistencia para soportar esfuerzos estructurales. Mientras que los morteros se utilizan para nivelar, rellenar o para adherir. De allí que les digamos morteros de nivelación vertical (pañete o revoque) u horizontal, morteros de juntas (grout), de reparación, o morteros de pega.  Así, no podríamos decir que un concreto es más resistente trabajable o durable que un mortero. Pero lo que sí tienen en común es que en ambos se debe garantizar una buena durabilidad.

En ese sentido, no debería ser una sorpresa encontrar un concreto que esté hecho solamente con agregados finos. O morteros que usan agregados gruesos. El diseño de la mezcla, el control de calidad y la colocación son las que condicionan el diseño de la mezcla de tal forma que se logren las propiedades deseadas.

Además de la durabilidad, las propiedades más comunes de los morteros de pega para mampostería son la retención de agua, la adherencia, la trabajabilidad y en alguna medida la resistencia. Y en el caso de morteros adhesivos para cerámica son el tiempo en balde, el tiempo abierto, la posibilidad de corrección, o el bajo deslizamiento y la resistencia adhesiva. En un mortero de nivelación vertical, son la adherencia en fresco al soporte, la facilidad de nivelación, pulido, baja presencia de fisuras y la resistencia adherente. Si se observa con cuidado, en morteros son muy importantes las características en estado fresco y en segunda medida las de estado endurecido.

Pero en el concreto, si bien las propiedades en estado fresco son importantes, para permitir la colocación, el foco del diseño está en las propiedades en estado endurecido, como es el caso de la resistencia a la compresión, el módulo de rotura o el módulo de elasticidad. Claramente, también son muy importantes las condiciones de durabilidad.

 

EL CURADO DEL CONCRETO Y EL MORTERO

La excelente calidad del cemento de Uso General (UG) o de uso estructural de altas resistencias tempranas  (ART) de Cementos Alión son un factor importante para lograr un buen concreto o mortero. Pero para obtener resultados sobresalientes es muy importante realizar un buen curado.

En el momento en que el cemento es mezclado con agua empiezan a ocurrir una serie de reacciones químicas donde se empiezan a generar los compuestos hidratados, que son los que unen los componentes de las mezclas. Pero las reacciones de hidratación siguen ocurriendo incluso luego de que la mezcla empieza a tomar resistencia. Esto ocurre porque las partículas de cemento se hidratan desde su superficie hacia su interior, y para ello, se necesita presencia de agua. Cuando se deja evaporar el agua empleada para hacer la mezcla, no habrá suficiente cantidad para que la reacción ocurra. De hecho, es difícil asegurar que desde la superficie endurecida del concreto o el mortero pueda penetrar suficiente agua, cuando es aplicada en su superficie. Es por esto que, cuando está ganando resistencia inicial el concreto, es importante evitar que el agua usada para hacer la mezcla se evapore. Para ello, colocamos agua en la superficie de los componentes de mortero o concreto, pero es para retrasar la salida de la que está en el interior.  Este proceso el que llamamos curado y se debe extender, al menos, durante 7 días. Mientras más prolongado sea el tiempo de curado, mejores serán los resultados para la resistencia y durabilidad. Pero cuando los cementos están altamente adicionados con puzolanas, es importante prolongar el curado por más tiempo. Cabe resaltar que el Cemento ALIÓN no tiene puzolanas como aditivos, por lo cual el curado puede ser de un tiempo normal.

Las formas más comunes de realizar el curado son:

  1. Inundar con agua.
  2. Envolver con plásticos los componentes.
  3. Regar tres o más veces al día las partes expuestas de los componentes.
  4. Cubrir el componente con arena húmeda.
  5. Cubriéndolo con un textil grueso y mojado.
  6. Utilizar aditivos que forman películas que retardan la evaporación, pero sin reemplazar la humectación periódica.
  7. Proteger del sol directo y de corrientes de viento
  8. La combinación de los anteriores, cuando sea aplicable

Otro tipo de curado, que es ventajoso en procesos de prefabricación es por medio del uso de vapor. Este proceso proporciona temperaturas de curado más altas con condiciones de humedad ideales. De esta forma se logra alcanzar resistencias elevadas a las pocas horas de la colocación del concreto, en relación con un curado en condiciones ambientales normales. Pero el inconveniente del curado a vapor es que no se debe sobrepasar 65oC para evitar problemas de durabilidad.

Finalmente hay otro tipo de curado que se denomina curado interno, en el cual se incorporan en la mezcla materiales que van liberando agua lentamente, mientras el componente se seca, de tal forma que hay un suministro adicional de agua. Estos materiales son las arcillas expandidas y otros tipos de agregados muy porosos, que se adicionan en la mezcla en bajos volúmenes, pero que son suficientes para realizar el curado.

 

FACTORES QUE INLFUYEN EN LA RESISTENCIA DEL CONCRETO:

Hemos visto que para obtener un buen curado y, por lo tanto, un buen concreto, son necesarias varias condiciones, las cuales resumiremos a continuación:

Resistencia propia del cemento:

La resistencia del concreto varía con la calidad del cemento. En una estructura podemos obtener una resistencia a comprensión de 160 kg/cm2 con cemento portland artificial, el cual tiene una resistencia normal de 250 Kg/cm2, a los 28 días; si hubiéramos empleado para la confección de la misma, cemento fundido, que tiene una resistencia normal a los 28 días de 700 kg/cm2, tendríamos en la misma estructura la siguiente resistencia: 448 Kg/cm2.

Influencia de la cantidad de cemento:

Es natural que manteniendo constante la granulometría del árido y variando la cantidad de cemento, las resistencias del concreto varíen de acuerdo con ese aumento. Esta variación de resistencia es casi lineal hasta una cantidad de 500 Kg de cemento por metro cúbico. A partir de esta cantidad, el incremento de la resistencia es menos adecuada, llegando casi a estabilizarse.

Influencia de la granulometría:

Si modificamos la granulometría de los áridos, modificamos también automáticamente la resistencia y la trabajabilidad. La cantidad de agua también varía y la resistencia a compresión baja con estas consecuencias.

Influencia de la cantidad de agua:

Como antes ya se explicó, el factor que más directamente influye en la resistencia del concreto es el agua, o sea, la relación agua-cemento en peso. Esto quiere decir que, el agua que no fue gastada por el cemento en su hidratación, se queda en el interior del concreto o se evapora. De todas formas, esta agua sobrante influye para disminuir la resistencia del concreto. Por lo tanto, debemos siempre prestar la misma atención para medir la cantidad de agua como la de cemento, ya que la una está relacionada con la otra.

Por otra parte, no podríamos hacer un concreto muy seco, porque esto nos conduciría a una compactación insuficiente y, por lo tanto, a una disminución de su resistencia.

Influencia de la humedad de la arena:

Hemos visto anteriormente la influencia y las variaciones del volumen que tiene la arena cuando está húmeda.

Influencia de la temperatura:

Como es natural, las condiciones del lugar influyen en la resistencia, sobre todo, la humedad del aire y la temperatura ambiente. Estas influyen en el concreto acelerándolo al aumentar o retardándolo al disminuir.

Influencia de la edad:

La resistencia del concreto depende en mucho de la edad, ya que el endurecimiento es progresivo. El endurecimiento, tiene dos fases, la primera, de rápido endurecimiento correspondiente al fraguado; la segunda, es la fase final en la que se endurece y aumenta conforme los años pasan.

Influencia de la forma de asentamiento:

El asentamiento o la forma en que se realiza la puesta en obra del concreto o, en otras palabras, la forma en que se apisona dentro de los encofrados tiene gran importancia.

En la actual técnica del concreto armado ha adquirido un gran interés el asentamiento. Entre las modalidades de apisonado tenemos las siguientes: Asentamiento a compresión, centrifugación, vibración activada, desaireación y succión, con las cuales se deduce la relación agua-cemento, se da mayor compacidad a la masa y por lo tanto mayor resistencia.

En ALIÓN seguimos construyendo historia, tu historia, nuestra historia. Nos esforzamos todos los días por brindar un producto que cumpla los más altos estándares de calidad para mantenernos #SiempreFirme contigo.

 

Por: Luis Eduardo Velásquez –Comercial Cementos ALIÓN

COMPARTIR

Deja una respuesta